PROGRAMACIÓN ESTIVAL 2022 – DEFINICIÓN DE TIEMPO LIBRE

Podríamos definir el tiempo libre, tal como lo hace E. Weber (1969), como el conjunto de aquellos períodos de la vida de un individuo en los que la persona se siente libre de determinaciones extrínsecas, sobre todo en la forma de trabajo asalariado, quedando con ello libre para emplear con sentido tales momentos, de tal manera que resulte posible llevar una vida verdaderamente humana.


También podemos hablar de tiempo libre como el conjunto de actividades que realiza el sujeto durante un tiempo disponible, una vez deducido el empleo en sus necesidades vitales, y sociofamiliares. Del mismo modo podría ser considerado como un período libre de necesidades, obligaciones, actividades condicionadas, una serie de actividades dirigidas al descanso, diversión, desarrollo con carácter liberatorio, gratuito, hedonístico, personal, con una actitud activa, participación social, participación cultural, desarrollo personal, partiendo de los condicionantes y sociales.


Desde otro acercamiento, ocio sería el conjunto de actividades propias del tiempo libre. A este nivel pertenece la famosa definición de Dumazedier (1964): «El ocio es un conjunto de ocupaciones a las que el individuo puede dedicarse voluntariamente, sea para descansar o para divertirse, o para desarrollar su formación o formación desinteresada, su voluntaria participación social o su libre capacidad creadora, cuando se ha liberado de sus obligaciones profesionales o sociales».


Según Dumazedier, las actividades de ocio se caracterizan por cumplir una serie de funciones: descanso, diversión y desarrollo (las tres D), muy en paralelo a las que Weber llama regeneración, compensación e Iñaki López de Aguileta (1986) señala que existe una vieja distinción que no por vieja ha perdido actualidad. Es una distinción que aunque pertenece a la Animación Infantil, resulta útil.

Se ha caído repetidamente en el error de educar para el ocio; el esquema subyacente es el siguiente: el ocio actual y futuro sólo es positivo en determinadas condiciones; cabe desarrollar una pedagogía del tiempo libre que enseñe a utilizarlo de forma constructiva y creativa y que prepare a las nuevas generaciones para vivir sin riesgos esa futura civilización del ocio; se trata de actitudes de ocio verdadero.

FUENTE:https://www.rafaelmendia.com/mendia/Hemeroteca_files/IS19918343350.pdf

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: