OTROS INVIERNOS II

 Recuerdo las frías mañanas, cuando te despertabas con la cara helada por el frío, cuando no querías ni sacar una mano de debajo de las mantas (no había edredones,por lo menos en mi casa), de las tres o cuatro mantas y la colcha de cuadros.

Dejaba la ropa preparada en una silla, y , dentro de la cama, bajo mis mantas calentitas, me quitaba el pijama y me ponía la primera capa, la camiseta de interior y los leotardos o calcetines hasta la rodilla.

Una vez hecho esto, cogía aire y salia de debajo de las sábanas de un brinco, y rápidamente me ponía el pantalón, la segunda camiseta y el jersey y corriendo bajaba a la cocina, que estaba calentita…

Mañanas de frío, mañanas de invierno, que te curtían y que vivías como una aventura. A mi me encantaba pensar que era Heidi en los alpes en invierno….ya ves tú!

MILLONES DE BESOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s