Mi 2019

El repaso del año es un clásico en este blog.

Todos los años, me gusta, en estos últimos días de Diciembre, mirar atrás, para hacer un repaso de lo que ha sucedido en estos ultimos 12 meses.

Os dejo los enlaces de el repaso de otros años:

Y vamos con el repaso de 2019, el séptimo repaso desde que naciera este blog ( no me puedo creer que lleve tanto tiempo aquí!)

ENERO – Inicie el año estudiando muchísimo para una oposición, con varias escapadas por la geografía española, celebrando la inauguración del bar de mis amigos y disfrutando de mis amigas y sus hijos. Conoci a gente que paso a ser muy importante en este año.
FEBRERO – Fue un mes agridulce,quede la segunda en la oposición, por décimas del primero. Tuve algún sustito con mi salud. Pero a cambio, celebre mi cumpleaños por todo lo alto, con muchas celebraciones y tartas. Y comencé a trabajar, por unos meses, como educadora en un piso tutelado (es un trabajo duro, pero yo estaba encantada y feliz). Hubo alguna escapada a la playa, lo cual me hizo feliz y me ayudo a pasar malos momentos.
MARZO – Llego con buen tiempo, reinvidicando nuestros derechos y colaborando como formadora. También hubo dias de playa y felicidad.
ABRIL – Celebramos el 18 cumpleaños de mi sobrina, hicimos el tramo de Burgos a León, en muy buena compañía. Volví a ver a mis mujeres viajeras y disfrute muchísimo de cada día del mes.
MAYO – Este mes, declare la guerra total al plástico, hice ambientadores y jabón casero, cambie muchos hábitos de consumo. Llego a mi vida, “la manga azul”, que mantiene la hinchazón de mi brazo a raya y que ha mejorado mi calidad de vida hasta el infinito y más allá. Hubo excursiones y escapadas, destacando el fin de semana en familia, que nos fuimos a Port Aventura.
JUNIO – Acabé en un trabajo y a los dos días empecé en otro. Celebramos la llegada del verano con un fiestón y mojitos. Hubo muchos días de piscina, de paseos al atardecer y de meriendas con tarta y helado.
JULIO – Ha sido sin duda, el peor mes. Hubo muchas decepciones, algún susto de salud, mucho estrés y finalmente, toque fondo. Lo único que podía hacer, era solucionar problemas, asimilar decepciones y sacar de mi vida todo aquello que no me aportaba cosas buenas. Y funciono. Me refugie en mis amigos y conseguí sobrevivir.
AGOSTO – Terminar ,nuevamente de trabajar, seguir refugiada en mis amigos, con los que disfrute de festivales, fiestas patronales y escapadas de todo tipo. Agosto me sirvió para darme cuenta de que no hay problema sin solución. Hubo una gran celebración, cuando pase la itv oncologica, porque esta vez la cosa estaba dudosa.
SEPTIEMBRE – El mes de la locura. Tras un verano intenso, con sustos varios sobre mi salud, decidí exprimir cada día, al máximo. Paellas, encuentros con amigos, celebraciones, las fiestas de mi pueblo, excursiones varias y hasta probé a escalar ( y no, no tengo fuerza, por mucho que me digáis que la fuerza es de pies y no de brazos). Acabé el mes agotada, pero muy feliz
OCTUBRE – Seguí con mi plan de aprovechamiento temporal. Volví a PARÍS, donde estuve con amigos que hacia tiempo que no veía, participe en un bautizo ortodoxo-hinduista-budista, fuimos a la nuit blanche (la noche en blanco, durante toda la noche hubo muchas actividades por toda la ciudad, los museos estaban abiertos, vimos una cabalgata espectacular en la rue Tivoli con todas las farolas apagadas y disfrutamos del París nocturno hasta las 8 de la mañana, que finalizamos la noche comiendo crepes de nutella, como en los buenos tiempos), también hubo tiempo para recorrer mis lugares favoritos,ir a un concierto de gospel y perderme por las calles de Montmartre o el Cementerio de Pere Lachaise.
Al regresar de París, fui a Madrid para una entrevista de trabajo (que superé pero al final no acepté el trabajo) También hubo tiempo para juntarme con amigos, recorrer Madrid y disfrutar de su gastronomía. De allí, me fui directa a Zaragoza a celebrar las Fiestas del Pilar , con concierto de Amaral, y la preciosa e impresionante ofrenda de flores.
La segunda parte del mes, la dedique a preparar y celebrar Halloween a lo loco.
El mes termino con una gran noticia y días de eterna felicidad y tranquilidad.
NOVIEMBRE – Mes de muchas celebraciones, la fiesta de Almetas y Totones en Radiquero, cumpleaños varios, excursiones varias y el gran triunfo: subida al Mondoto con raquetas (aunque después estuve una semana medio muerta)
DICIEMBRE – Este mes ha sido de extremos.
Murió un primo mio, con 45 años, de cáncer (esta claro que es genético en mi familia) Ha sido una putada, ingreso un jueves y el martes murió.Que puta mierda, de verdad. Esto me reafirma, en mi afán de vivir intensamente, por mi y por aquellos que no han tenido la oportunidad.
Por otro lado, estoy en el momento más tranquilo y feliz desde hace años. No se explicarlo, estoy disfrutando de lo bueno, sacando lo positivo de todo lo que ocurre, con planes muy bonitos para este próximo 2020 y lo más importante:viviendo cada día lo mejor posible, con la gente que quiero, haciendo cosas que me gustan y dándolo todo.

Como veis, 2019 ha sido un año muy intenso, y despues de años de incertidumbre y malos momentos, cierro un ciclo, que comenzó en 2016.

No se que me traerá esta nueva década, pero estoy preparada para vivirla a tope.

Hasta la victoria, siempre!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: